HOOPER

 

3'Seg: El basquetbol infantil.

¿Alguna vez has pensado en que todos, absolutamente todos los grandes deportistas, incluyendo por supuesto a los jugadores de baloncesto, fueron niños?

Pues sí, Magic, Bird, Kareem, Rodman, Jordán, Pippen, Lebrón James y por supuesto los grandes basquetbolistas mexicanos,  Raga, Guerrero, Nájera, Llamas, J.L. Arroyos y ahora Gustavo Ayon, todos ellos fueron niños.

A veces lo simple, lo básico, es inadvertido, pero la lógica y el sentido común nos permiten realizar un análisis por demás claro y sin complicaciones de qué es lo que un niño necesita para desarrollar el potencial que la herencia, los genes, la naturaleza le ha otorgado.

Como siempre, los buenos resultados son producto de una buena planeación.

Así que para iniciar podríamos sugerir; en las escuelas primarias de México, casi en todas, existe una cancha de básquet, pero ¿alguna vez han visto que esas canchas tengan las medidas recomendadas por FIBA para que los niños practiquen el baloncesto?

Es decir, pelota más pequeña, aros más bajos de los que usan los mayores, la distancia del tiro libre es más cercana, en fin, lo básico para que los niños inicien su desarrollo deportivo en las mejores condiciones posibles.

Sería más barato, más fácil de construir y mucho más productivo.

Y ahora los entrenadores, sí, aquellos que serán los responsables de la enseñanza de los fundamentos, de los conceptos iniciales para la práctica del básquet, de elegir los ejercicios prioritarios para que los pequeños se diviertan y aprendan el juego.

Por supuesto que se ha avanzado en este aspecto, ahora existen muchos más entrenadores y profesores capacitados y preparados para iniciar al niño en el basquetbol, pero todos sabemos que no es suficiente, que se necesitan más y más entrenadores.

¿Y los que organizan el básquet?, por supuesto que ellos también tienen la misión histórica de fomentar, coordinar y promover el baloncesto infantil.

No es ningún secreto, el desarrollo del basquetbol de los niños depende en gran medida del desarrollo en el baloncesto nacional.

Debemos reconocer que ya existen algunos estados del país que han trabajado durante años y han obtenido excelentes resultados, por ejemplo: Chihuahua, Baja California, Nuevo León, Aguascalientes, Estado de México…, sin embargo, tenemos más de 30 estados en la República Mexicana y por supuesto que existen cientos ó quizás miles de niños que reúnan las condiciones mínimas necesarias para iniciar su desarrollo en el deporte ráfaga.

El sureste mexicano, Chiapas, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo y en el centro del país, Morelos, Distrito Federal, Puebla, Tlaxcala, Guanajuato, etc.

En fin en todos y cada uno de los estados de nuestro país.

Estamos seguros de que una labor de reconocimiento, de búsqueda, con los elementos necesarios y capacitados para reclutar, por llamarlo de alguna manera, a muchos, pero muchos niños que puedan desarrollarse en el basquetbol, priorizando por supuesto la escuela, el colegio, el estudio, la familia, pero organizándose para también buscar la excelencia en el básquet.

Ya otros países como Puerto Rico, Cuba, Estados Unidos, Venezuela, Argentina y otros más han comprobado y reafirmado con su programa de desarrollo que si hay buena planeación, seguimiento y trabajo los resultados positivos son lógicos.

Y hemos dejado hasta al final a los árbitros. Sí, porque sin su trabajo el basquetbol infantil sería mucho más lento, más difícil y más complicado.

La responsabilidad de los jueces es obvia, su importancia esta fuera de toda discusión.

¿Qué podemos hacer para mejorar este aspecto tan importante?

Capacitación es la clave, reglas de mini básquet, filosofía de básquet infantil, criterio, actitud y compromiso.

¿Cómo podemos motivar a los árbitros para que cumplan con su rol histórico en el desarrollo del basquetbol de México?

Que los mejores jueces arbitren en mini básquet, sí, los más preparados, los más estudiosos, los que tengan mejor imagen, los que tengan el mejor nivel cultural.

Árbitros reconocidos en la comunidad, en el estado, en el país y ¿porqué no? también a nivel internacional.

¿Mentiríamos si reflexionáramos respecto a quiénes históricamente han arbitrado el basquetbol infantil?

Los más veteranos, los más novatos, los más inexpertos... ¿Porqué?

¿Acaso los niños, nuestros hijos, el basquetbol mexicano, no merece que los mejores árbitros trabajen y aporten su talento y experiencia para que nuestro deporte obtenga un mejor lugar en el ámbito nacional e internacional?

Los entrenadores no cubren el monto del arbitraje, los niños no pagan el arbitraje, las escuelas no cubren el importe por el trabajo de los árbitros.

¿Quiénes son los que se encargan de cubrir los costos del servicio de arbitraje?, los papás, sí, los papás.

¿Cuánto estaríamos dispuestos a pagar porque nuestros hijos tuvieran los mejores árbitros trabajando para ellos?

No se trata de cuestionar ni de evidenciar a nadie, solamente son comentarios que tienen como objetivo aportar ideas y soluciones para que el basquetbol mexicano resurja, crezca, se desarrolle.

Sea, pues, este trabajo un llamado para las diferentes autoridades en nuestro país, Secretaría de Educación Pública, CONADE, CODEME, y por supuesto a la autoridad deportiva que controla, dirige, organiza y promueve el basquetbol nacional.

“EL FUTURO EMPIEZA HOY”


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
JCC Veracruz 2014
Artículos Relacionados
Nacional
Profesional
Estudiantil
Internacional
Asociaciones
Especiales
FIBA
Olimpiada Nacional
CNAAB
Todos los derechos reservados (c) 2009. FAUL Y CUENTA Diseño de página web por: LANDOIS